Amenorrea: meses sin menstruar por la lactancia

Amenorrea: meses sin menstruar por la lactancia

Después de dar a luz las mujeres no volvemos a menstruar ipso facto. Este periodo en el que, sin estar embarazadas no ovulamos, se denomina amenorrea. El cuerpo debe recuperarse del parto, los órganos deben recolocarse para volver al estado anterior al embarazo “o por lo menos intentarlo” y una vez que nuestro organismo siente que ya estamos preparadas para volver a ser mamás, se reactiva el proceso de ovulación.

Esta transición entre el nacimiento de un bebé y el inicio de la regla difiere en cada mujer. Algunas mamás comienzan a ovular a las cuatro semanas, y por lo general, a los cuatro meses la mayoría de las mujeres tienen de nuevo la regla. Esto a menos que…

Las mamás que dan lactancia materna exclusiva

Existe un colectivo dentro de las mamás que ejerce la lactancia materna exclusiva. Y no es casualidad que para muchas de ellas, pasados cuatro, ocho, doce, e incluso veinte meses en algunos casos, la menstruación no haga acto de presencia en sus vidas. 

La causante de este fenómeno es la prolactina, una hormona que hace que los senos crezcan y produzcan leche materna durante el embarazo y después del parto.A medida que pasan los días y a medida que el bebé va succionando, los niveles de prolactina van subiendo y se mantienen elevados mientras existe succión. Cuanta más succión, más prolactina se segrega y en consecuencia más leche produce una madre. 

Pero la prolactina, además de velar por el sustento de nuestro bebé y asegurar que está bien alimentado, se ocupa de inhibir a nivel cerebral y ovárico la secreción de hormonas relacionadas con la fertilidad, lanzando un mensaje a nuestro cuerpo que diría algo así como: 

“Estamos muy ocupados cuidando y alimentando a este precioso bebé, así que todavía no estamos listos para una nueva maternidad.”

Por eso, si das el pecho a tu bebé y después de muchos meses sigues sin menstruar no debes preocuparte. Disfruta de tu bebé y piensa que lo que te pasa está dentro de la más absoluta normalidad. Ya tendrás tiempo de aburrirte de “la regla”. 

¿Entonces no ovularé mientras dé lactancia exclusiva?

La relación entre la lactancia y la amenorrea no es algo que se cumpla al 100%. De hecho, existen miles y miles de mujeres que dan lactancia exclusiva y empiezan a menstruar al poco tiempo de ser mamás. Todo depende de nuestro organismo. Eso sí, si das lactancia exclusiva tendrás más posibilidades de que ese periodo se alargue

Y por supuesto, pasados los primeros seis meses, cuando nuestro bebé empieza a ingerir alimentos sólidos, es habitual que se reduzca el número de tomas y la cantidad de leche materna que aportas a su dieta. Y es aquí donde empezamos a tener “más papeletas” para empezar a menstruar, aunque como hemos repetido, no tiene por qué. 


La maternidad es tan antigua como la humanidad, pero este fenómeno parece nuevo. 

Exacto. En anteriores décadas, aunque ya esté revirtiendo, la tendencia era que lactancia materna exclusiva se llevase a cabo durante unos pocos meses, pasando enseguida a la alimentación con leches de fórmula e incluso otros alimentos. Por eso, en España no eran tantas las mujeres que alargaban la lactancia hasta los niveles que se pueden observar en la actualidad. E incluso, para algunos médicos, el relato de una madre que llevaba muchos meses sin menstruar tras dar a luz les resultaba anormal y objeto de una especial atención, sin plantearse que la lactancia tuviera algo que ver en esa situación.

¿Y si la lactancia evita la ovulación, podemos usarla como método anticonceptivo?

Este método recibe el nombre de MELA (método de la lactancia y la amenorrea) y miles de mujeres lo aplican. ¿Pero es fiable?

No podemos aseverar que así sea, pero si se cumplen dos condiciones (lactancia exclusiva siendo el bebé menor de seis meses y sin que existan periodos de más de 4-6 horas sin que haga una toma) las probabilidades de embarazo en el primer semestre son muy bajas. De hecho, en teoría este método tiene una fiabilidad del 98-99%. Pasados los primeros seis meses, cuando el bebé ya ingiere alimentos sólidos, esta efectividad se reduce de manera sustancial, principalmente porque esta nueva dieta conlleva que las tomas no suelan ser tan abundantes y frecuentes. 

Eso sí, hay que tener en cuenta que la primera regla llega catorce días después de la primera ovulación, pero una mujer no sabe que ha ovulado hasta catorce días después, cuando aparece la sangre. Puede suceder que el primer óvulo después del parto sea fecundado y que la mujer siga sin tener la regla unos meses más porque está embarazada. 

Desde la Farmacia Online Mamás para Siempre esperamos haberos ayudado con este post a conocer un poco más sobre vuestro cuerpo y sus cambios tras ser mamás. 

¿Y vosotras? ¿Cuánto tiempo tardasteis en volver a menstruar? ¿La lactancia materna prolongó la amenorrea?