¿Embarazada en verano? Sigue estos consejos

¿Embarazada en verano? Sigue estos consejos

A lo largo de la historia de la humanidad, embarazadas de los cinco continentes han temido su llegada como si se tratara de su mayor enemigo. Y no nos referimos a un parto doloroso o a una lactancia complicada; hablamos de los tórridos veranos, esos que azotan sin tregua en gran parte de nuestro país, y que hacen que las mujeres gestantes sudemos, de forma literal, la gota gorda. 

Por eso, en el post de hoy os ofrecemos una serie de consejos que os ayudarán a superar los meses más cálidos de la mejor manera tanto a nivel de confort como de salud, evitando la sensación de sopor absoluto y cansancio, sobre todo, si estáis en el tercer trimestre. 

1- Debes hidratarte

Sí. Es el consejo básico que embarazada o no embarazada, en verano deberías seguir. Pero algo tan básico como beber agua se nos olvida. Así que no olvides beber por lo menos dos litros al día. 

Beber mucho líquido, además de ayudar a hidratarnos, favorece a su vez a la eliminación de toxinas y nos previene de edemas. Y por supuesto, nos alivia del calor.

2- Desayuna bien 

El calor excesivo también nos produce cansancio. Por eso en verano, comenzar el día con la ingesta de los nutrientes necesarios hará que afrontemos el día con mayor energía. Sí, el desayuno es también para las embarazadas la comida más importante del día.

Fruta fresca, lácteos o una buena tostada con tomate y aceite de oliva serán nuestros mejores aliados. Que no falte la dieta mediterránea en el desayuno de las embarazadas.

3- Elige ropa ligera

En verano es especialmente importante utilizar ropa fresca, que transpire, y que no se nos pegue al cuerpo. Por eso recomendamos prendas elaboradas con tejidos naturales. 

En cuanto al calzado, que sea cómodo, ni muy bajo ni muy alto. De esta forma prevendremos dolores en piernas y espalda. 

4- Practica ejercicio

¿Recomendamos evitar la fatiga haciendo ejercicio? Puede sonar paradójico, pero sí. Hacer ejercicio moderado nos ayuda a estar más en forma y a cargar las pilas, tanto a nivel físico como mental. 

No te recomendamos correr diez kilómetros bajo el sol si estás embarazada de siete meses, pero salir a caminar o nadar de manera moderada pueden ser maneras muy saludables de afrontar los días de verano y obtener un extra de energía. 

El ejercicio es muy importante para mantenerse en forma y para cargarse de energía. Las caminatas, el yoga y sobre todo, la natación, son prácticas ideales en esta época del año. Aprovecha el agua fría de la piscina para aliviar las piernas cansadas y para hacer ejercicios en el agua.

5- Descansa

Por supuesto, no todo debe ser actividad en nuestro día a día. Así que combinaremos los “pequeños momentos” de ejercicio con los “grandes momentos” de descanso.

Busca los lugares más frescos y túmbate, pon las piernas en alto, relájate, duerme… Tu salud te lo agradecerá. También la de tu bebé. 

6- Cuida e hidrata tu piel 

En el embarazo nuestra piel es más sensible. Los cambios hormonales nos predisponen a que aparezcan manchas oscuras. Por eso es importante hidratarla todos los días y evitar exponernos al sol en las horas centrales del día. La crema solar debe convertirse en tu mejor amiga. 

7- Evita la retención de líquidos

Las altas temperaturas del verano pueden empeorar la retención de líquidos y las molestias que esta ocasiona. Para hacerle frente recomendamos la ingesta de alimentos depurativos como el pepino, el apio o la piña. El té verde también puede ser efectivo.

8- Evita comidas copiosas, sobre todo por la noche

Ingerir alimentos muy calóricos o especialmente indigestos para cenar puede complicar sobremanera tus noches de verano. 

Opta por cenas frugales y fáciles de digerir y aleja al máximo esa ingesta del momento de irte a dormir. De esta forma mejorarás tu descanso y sentirás un menor agobio incluso en las noches tropicales. 

Desde la Farmacia Online Mamás para Siempre esperamos haberos ayudado con este post a sobrellevar estos días de calor veraniego y embarazo de la mejor manera.

¿Y vosotras? ¿Tenéis algún truco para afrontar el calor en el embarazo?