Hot Tags

No tags have been specified yet.
Cuidados de la Piel del Bebé

Cuidados de la Piel del Bebé

La piel del recién nacido

Cuando nuestro bebé nace, tiene una piel mucho más sensible que los adultos; y tiene que adaptarse del medio acuoso en el que estaba antes de nacer al mundo exterior. La dermis de nuestro bebé es mucho más fina que la piel adulta, con tendencia a la irritación y alergias. Por tanto, es menos resistente, propensa a resecarse y más sensible a los rayos UV.

Al nacer, el bebé está cubierto por la Vérnix Caseosa, una capa de grasa y células muy fina que se forma durante la semana 20 del embarazo para proteger la piel de nuestro bebé del líquido amniótico, evitando la deshidratación y aparición de grietas. Es recomendable mantener la Vérnix Caseosa cuándo nuestro bebé nace, porque protege su dermis de las agresiones externas y le ayuda a regular la temperatura corporal; además, pasados 2-3 días, se reabsorbe sola.

La piel del bebé se continuará desarrollando hasta los 3 años de vida, donde su “barrera cutánea” terminará de formarse por completo.

Por todo esto, la piel del bebé es muy delicada y necesita unos cuidados específicos que le ayuden a mantenerse hidratada, evitar que se agriete y protegerla de los factores externos que pueden ser más agresivos con nuestro recién nacido.

 

Cómo cuidar la piel de mi bebé durante el baño

Lo primero para cuidar la piel de tu bebé de manera óptima es la higiene diaria. Una correcta higiene, realizada con productos adecuados, hipoalergénicos y dermatológicamente probados.

A la hora de llevar a cabo la higiene diaria de nuestro bebé, hay algunos pasos que debemos seguir:

1)     En primer lugar, prepararemos el baño, debe tener una temperatura ambiente de entre 20º y 22º grados y el agua de la bañera a unos 37º grados. Además de poner a mano todos los elementos que vayamos a necesitar: toalla, productos de limpieza, esponja, la muda de nuestro bebé, pañales…

2)     Durante el baño, debes emplear jabones líquidos infantiles que tengan un PH neutro y sean hipoalergénicos, de forma que respeten el manto ácido de la piel de nuestro bebé. Además de utilizar una esponja suave, a poder ser natural.

Puede parecer obvio, pero recuerda que, durante el baño, no debemos dejar de vigilar a nuestro bebé en ningún momento. La duración del baño no debe ser superior a 5 minutos y la cabeza debe ser lo último que lavemos, ya que al mojarla se pierde temperatura corporal, especialmente los bebés.

3)     Al terminar el baño, debemos secar a nuestro bebé con delicadeza, dando pequeños toquecitos y sin frotar para evitar irritaciones en su piel. Presta especial atención en los pliegues para evitar la humedad en esas zonas y asegúrate de secar bien la zona del cordón.

4)     Una vez tenemos a nuestro bebé seco, es importante aplicarle una leche infantil hidratante, dándole un suave masaje por todo el cuerpo.

5)     ¡Ya tenemos bañado e hidratado a nuestro bebé! Podemos perfumarlo con unas gotas de agua de colonia sin alcohol, de forma suave sobre su cuero cabelludo o ropa. Es importante que sean colonias específicas para bebés que no contengan alcohol, las colonias de adultos podrían resultar muy fuertes para la piel de nuestro bebé y provocar irritaciones ya que suelen contener alcohol.

 

Cómo proteger y cuidar la piel de mi bebé con los pañales

El cambio del pañal es otro momento que debemos aprovechar para cuidar la dermis de nuestro bebé.

En primer lugar, colocaremos sobre una toalla limpia sobre la que apoyar a nuestro bebé y le limpiaremos la zona de sus genitales y culito con toallitas específicas que no irriten la zona, un gel lavante o un jabón supergraso; limpiando siempre de la zona más limpia a la más sucia y de delante hacia atrás para evitar infecciones.

Una vez tenemos a nuestro bebé limpo, y antes de colocar el nuevo pañal, debemos asegurarnos de que los pliegues de toda la zona estén totalmente secos. A continuación, aplicaremos una buena capa de crema protectora en el culito de nuestro bebé para evitar posibles irritaciones por roces y el contacto directo con la orina y heces.

¡Ya tenemos a nuestro bebé con el pañal cambiado y protegido!

 

Otras recomendaciones para cuidar la piel del bebé

Además de los cuidados a la hora del baño y el cambio de pañal, es importante proteger a nuestro bebé al salir a la calle. En la época del otoño e invierno, protégelo del frio para evitar que su piel se seque y en primavera y verano, protégelo del sol (aunque esté nublado) con protección solar diaria y facial hidratante con protección solar.

 

¿Tienes todos los productos que necesitas para el cuidado de la piel de tu bebé?

Visita nuestra tienda online y encuentra todo lo que necesitas.

All comments