Hot Tags

No tags have been specified yet.
FACTORES QUE PUEDEN AFECTAR A LA PRODUCCIÓN DE LA LECHE MATERNA

FACTORES QUE PUEDEN AFECTAR A LA PRODUCCIÓN DE LA LECHE MATERNA

Hay mamás que cuando llega su bebé al mundo se decantan por la lactancia materna, ya que contiene numerosos beneficios tanto para ella como para su bebé. 

Pero en ocasiones esta decisión se ve imposibilitada ya que no producen suficiente leche y deben alimentar a su bebé con leches de fórmulas para asegurar el completo aporte de nutrientes. 

Pero hay algunos factores que pueden hacer que las mamás produzcan menos leche de la debida. 

¡Te lo contamos…! 

Durante los primeros días después del parto las mujeres producen el calostro, la leche inicial rica en nutrientes y anticuerpos para proteger al bebé. 

No te preocupes si la producción de leche durante esos días es muy pequeña, ya que debe aumentar una hormona llamada prolactina, que es la encargada de hacer subir la leche en las mujeres y que va aumentando una vez que das a luz. 

De todas formas, el aumento de la leche debe aumentar progresivamente. 

1. Poco tiempo del bebé en el pecho: 

Para favorecer la estimulación de la leche es necesario que tengas a tu bebé mamando todo el tiempo que él quiera, con esto se favorecerá la subida de la leche. 

Cuando un bebé mama, el cuerpo de la mujer se regula y sabe cuánta es la cantidad de leche que necesita el bebé para estar sano y fuerte. Pero para que esto se produzca y la subida de leche sea la correcta, será necesario poner al bebé bastante rato en el pecho. 

2. Horario de alimentación: 

Si tienes una producción de leche baja, la lactancia materna más a menudo será lo que necesitas. Siguiendo el punto anterior, debes recordar que la estimulación de los pechos puede aumentar la producción de leche de una madre. 

La persistencia es un factor clave que afecta a la producción de leche y puedes tardar incluso un par de semanas después del nacimiento el bebé antes de que el suministro de leche pueda satisfacer las necesidades de tu recién nacido.  

3. Alimentación de la madre: 

Después de dar a luz, las madres a menudo se sienten ansiosas de ir al gimnasio y empezar a hacer dietas para volver al cuerpo que tenían antes de quedar embarazadas.  

La lactancia materna exclusiva puede quemar hasta 500 calorías al día. Pero si haces dieta y cortas la ingesta diaria de calorías podrías afectar a tu producción de leche. Es mejor que comas de forma saludable todo lo que necesitas para estar bien. Si tienes una caída repentina de calorías también podría afectar a dicha producción.  

Es mejor hacerlo de manera gradual y comenzar haciendo ejercicios leves como andar o ejercicios de Kegel para mejorar el estado de tu suelo pélvico. 

4. Problemas emocionales o estrés 

Algunas madres después de dar a luz pueden sufrir la conocida depresión posparto, algo que puede afectar muy negativamente a las emociones y estado de ánimo en general. Esto repercutirá directamente en la producción de leche. Cuando una mujer sufre depresión posparto es necesario que busque ayuda de un profesional para que pueda superarlo lo antes posible y que no sienta que las emociones negativas pueden con ella. 

La llegada de un bebé hace que tengas menos tiempo para ti misma, que apenas puedas descansar y tengas que dedicar casi todas tus horas del día a él, algo que sin duda afectará a tu estado de ánimo y por consiguiente también afectar a la producción de la leche.  

Por eso es tan importante que tanto por tu bienestar emocional como por el cuidado de tu hijo y la producción de tu leche, cuides tu estado de ánimo, intentes descansar en las horas que tu bebé duerma y busques ayuda siempre que sea necesario.

Busca el apoyo de tu familia para favorecer tu descanso.

5. Busca la ayuda de un profesional: 

Quizás también necesites aprender más sobre la lactancia materna.  

¡No te sientas sola! En Mamás Para Siempre somos Profesionales Farmacéuticos dispuestos a asesorarte y ofrecerte los mejores consejos durante esta maravillosa etapa.