Hot Tags

No tags have been specified yet.
¿COMO LOGRAR QUE MI HIJO TENGA UNA DIETA EQUILIBRADA?

¿COMO LOGRAR QUE MI HIJO TENGA UNA DIETA EQUILIBRADA?

Como madre sabes de la importancia de que tus hijos mantengan una correcta alimentación, ya que ésta le va a repercutir en su crecimiento.

Es por eso que desde Mamás Para Siempre queremos ayudarte dándote unas pequeñas pautas para que la alimentación de tus hijos sea la más adecuada posible.

¡Comenzamos!

Una dieta equilibrada es aquella que contiene una variedad de alimentos en cantidades apropiadas para que el organismo los convierta en nutrientes necesarios para realizar sus funciones diarias.

No debe tener carencias ni excesos y debe mantener siempre las siguientes premisas:

·         Variada:

Comer de los diferentes grupos de alimentos y haciendo variaciones dentro de los mismos.

·         Agradable:

Deben disfrutar de las comidas.

·         Suficiente:

En cantidad adecuada a la edad del niño.

·         Adaptada:

A las particularidades del niño (estado de salud, intolerancias o alergias etc).

Además de esto, también es muy importante que en las horas de las comidas se establezcan unas pautas conductuales, para hacer de éste un momento agradable para todos:

pautas

En cuanto a los alimentos, es importante conocer los grupos que deben de estar presentes en una alimentación equilibrada:

·         Hidratos de carbono:

Formado por los cereales y sus derivados (pasta, arroz, pan, patata y legumbre).

Son la base de la dieta y les aportará la energía necesaria para afrontar la actividad diaria.

·         Frutas, verduras y hortalizas:

Recuerda este número: ¡5 al día! Es necesario que, entre frutas y verduras, estén presentes 5 raciones.

Lo recomendable es que no se repitan siempre las mismas frutas y verduras, sino que vayamos variándolas.

La variedad de colores es un indicador de su aporte de vitaminas.

Prepara deliciosos platos coloridos y verás cómo tendrán una mejor aceptación: brochetas, macedonias, en forma de piruletas… ¡y recuerda!: los zumos comerciales no son fruta. Están cargados de azúcares y los profesionales en nutrición los llamamos “chuches líquidas”. Dales como alternativa licuados y zumos naturales hechos por ti, así como batidos, helados o granizados. Son sin duda una opción mucho más saludable.

·         Proteínas:

Carne, pescado, huevos y legumbres.

Alterna estos alimentos bien como plato principal o como ingrediente del plato. Las legumbres tienen una proteína de menor valor biológico que las de origen animal, pero mezcladas con cereales obtendrás una proteína de la misma calidad que las animales. Por ejemplo: lentejas con arroz.

·         Lácteos:

La leche y sus derivados como los yogures, la cuajada, el queso… son alimentos importantes por el aporte de calcio y vitamina D, micronutrientes esenciales en el crecimiento debido a la formación del hueso. Hasta los 30 años nuestro cuerpo obtiene su pico máximo de calcio. Por esa razón, acostúmbralos a desayunar y merendar un buen tazón de leche y opta, por ejemplo, por bocadillos de queso para la hora del recreo y la merienda.

·         Grasas:

El aceite de oliva, sin duda ¡la mejor opción! Cocina con aceite de oliva. Le aportarás ácidos grasos de muy buena calidad nutricional.

·         Agua:

Enséñales la importancia del agua y no cedas a que en la hora de la comida y cena tomen zumos artificiales ni refrescos; no le harán ningún bien. Deja estas bebidas para ocasiones especiales.

Queremos que sepas que no hay alimentos malos ni buenos, todo depende de la cantidad y la variedad.

Es muy importante predicar con el ejemplo. Una de sus mayores referencias a seguir es su madre. Hazlo por dos buenas causas: tu salud y la de tu hijo/a.