¿Qué tenemos que llevar al hospital para en el momento del parto?

¿Qué tenemos que llevar al hospital para en el momento del parto?

El embarazo es uno de los momentos más emocionantes de la vida de una mujer. Cuando los meses pasan y se va acercando la fecha del parte, la futura madre debe preparar una pequeña maleta con todo lo necesario para el momento decisivo. Se debe preparar el octavo mes de embarazo por si acaso el bebé se pudiera adelantar y tiene que salir corriendo.

Os vamos a contar todo lo que necesitáis para el hospital para el parto. Debéis tener en cuenta que si el parto es normal y no hay ninguna complicación se suele permanecer en el hospital de 2 a 4 días. Si el parto es por cesárea la estancia se puede alargar 2 o 3 días más y puede suponer incluso una semana. No llevar todo lo necesario el día del parto suele suponer tener que salir del hospital a buscarlo o que alguien se tenga que acercar a nuestra casa en un momento tan decisivo.

Documentos necesarios

Debes llevar documentos como en DNI, la tarjeta de la Seguridad Social o del seguro médico privado e incluso los informes médicos efectuados durante el embarazo. En muchos casos la matrona elaborará un plan de parto alrededor de la semana 30 del embarazo en el que se incluirá el consentimiento para colocar la epidural o las preferencias en cuanto a la lactancia. 

Ten en cuenta que en los últimos meses el parto puede adelantarse y tener lugar en otra provincia o incluso país. Lo mejor es guardar estos documentos en una carpeta para que los tengamos a mano si tenemos que salir corriendo.

La ropa necesaria

Lo más importante es llevar la ropa necesaria para la estancia en el hospital. Las futuras madres suelen estar incómodas y necesitan ropa cómoda para esos días. Por ejemplo, uno o dos camisones que resulten adecuados para la lactancia, en la medida de lo posible abiertos adelante. También unas zapatillas cómodas, una bata y calcetines por si tiene frío en algún momento. Una buena idea para estar más cómodas puede ser llevar una goma para sujetar el pelo en el parto.

En cuanto a la ropa interior debe ser como los camisones: lo más cómoda posible. Incluso podemos optar por mudas desechables para estas situaciones que podemos encontrar en farmacias. También debemos incluir al menos dos sujetadores de lactancia y almohadillas protectoras para los senos que absorban la leche que se derrama.

También es fundamental llevar un neceser con productos de higiene personal como champú, jabón, alguna crema, pasta y cepillo de dientes, desodorante, peine o colonia. Aunque en algunos hospitales proporcionan a la madre estos productos, puede que no sean adecuados para una futura madre. Además, hay que llevar compresas tocológicas, que son algo más grandes y absorbentes y debemos comprar previamente en una farmacia. Para sentirnos mejor una vez estemos en la habitación y comiencen a llegar las visitar podemos llevar nuestro neceser de maquillaje y un espejo pequeño para poder vernos.

Relajarse también es importante

Para esos días una buena idea es también llevar música u otras distracciones que nos ayude a relajarnos en los momentos más tensos del proceso. Los partos inducidos pueden resultar muy largos y desesperantes para los futuros padres. Incluso un libro o algún otro entretenimiento como una película o una serie según sus gustos que podamos ver una tablet u otro dispositivo electrónico.

Para cuando vayamos a salir de la clínica, debemos tener en cuenta que todavía no podremos utilizar nuestra ropa habitual y la de embarazada tampoco nos sentará bien. Podemos meter en nuestra maleta ropa holgada y calzado cómodo. Nuestro cuerpo tardará un poco en recuperarse y la ropa del tercer o cuarto mes de embarazo puede ser lo más adecuado.

También para el bebé tendremos que preparar una pequeña canastilla con pijamas, bodies, baberos, pañales de recién nacido, calcetines o patucos, un arrullo o manta y un neceser con productos de higiene para recién nacidos.

Por último, te recomendamos que solo lleves al hospital lo imprescindible para esos días. Si necesitas cualquier cosa siempre se podrá acercar tu pareja o un familiar a casa a buscarlas.  No es necesario llevar un maletón lleno de cosas para la madre para el hospital ni tampoco para el bebé porque serán pocos días de estancia. Y no te olvides el móvil porque seguro que la forma habitual para muchos de tus familiares y amigos de ver la primera fotografía del recién nacido. Y disfruta de ese momento mágico e irrepetible sin agobios que será sin duda uno de los mejores de tu vida.

Ver artículos del autor
José Antonio Galán Ceballos

Farmacéutico Titular y CEO de mamasparasiempre.com

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido para comparar.

¿En qué podemos ayudarte?