Filtrar por

Precio
Fabricantes
Filtrar
Hot Tags
No tags have been specified yet.

Golpes

Golpes

Golpes

Después del porrazo viene el chichón, y después del chichón la pomada de golpes bebés que puedes conseguir en nuestra web.

En torno a los 4 meses, los bebés suben de nivel y empiezan a ser capaces de moverse por sí solos. Gatean, hacen la croqueta y tratan de trepar para salir de la cuna. ¡No se les puede quitar el ojo de encima! Sin embargo, ni siquiera unos padres entregados a su hijo tienen el don de la omnipresencia. Tarde o temprano, el pequeño hará de las suyas y se dará un coscorrón. 

Cuando eso ocurra, debes mantener la calma. Si se ha dado un golpe fuerte, comprueba si el bebé tiene sangrado o evidencia de fractura, si ha perdido la consciencia o tiene algún comportamiento extraño como vómitos o aturdimiento. Si tu hijo cumple con algunos de estos requisitos, no dudes en ir a urgencias. En caso de que no veas estos síntomas pero tengas dudas, ve al médico de todos modos. Mejor prevenir cuando son tan pequeños. 

No obstante, la inmensa mayoría de las caídas se resuelven con un lloro desconsolado y un chichón. Los chichones se producen cuando, como resultado del golpe, se rompen los vasos sanguíneos de la zona, produciéndose una pequeña hemorragia. La inflamación se debe al poco espacio que tiene la sangre para derramarse, por lo que se acaba acumulando en el mismo sitio, inflamándose esa zona.

Después del pequeño trauma, aplica primero frío seco en la zona del golpe. Los niños odian el hielo en los golpes, pero el frío tiene efecto anestésico y antiinflamatorio, es decir, contrae los vasos sanguíneos y reduce la formación del chichón. Después, aplica una pomada para chichones de bebé como las que tenemos en nuestra tienda online. Nuestras pomadas de golpes para bebés están fabricadas por marcas especializadas con todas las garantías sanitarias.