Filtrar por

Precio
Fabricantes
Filter
Hot Tags
No tags have been specified yet.

Solares

Solares

Solares

Protege a tu retoño del Sol con nuestra crema solar para niños con piel atópica, respetuosa con la piel con dermatitis.

Llega el verano, el Sol brilla y a todo el mundo le apetece salir a la calle, al campo y/o a la playa para disfrutar del buen clima. ¿Qué mejor oportunidad para que tu bebé conozca el mundo exterior? Sin embargo, la piel de tu retoño es muy sensible, así que tienes que tomar varias precauciones para evitar que el Sol dañe su piel. Si además tiene dermatitis atópica, con más razón deberás protegerla con una crema solar para niños con piel atópica.

La dermatitis atópica se desarrolla porque la capa protectora natural de algunos bebés es más endeble de lo normal. Esto provoca que cualquier elemento externo dañe las capas inferiores, produciendo enrojecimientos y eccemas que causan mucho picor. Esos elementos que pueden iniciar un brote pueden ser una alergia, un tejido irritante… o una exposición prolongada al Sol, entre otros muchos.

Lo más recomendable es que un niño con piel atópica no sea expuesto al Sol. Esto no es siempre posible, así que es preciso tener siempre a mano protector solar. Sin embargo, no vale usar con tu bebé cualquier tipo de crema, especialmente si tiene piel atópica. 

Debes usar una crema que no solo esté indicada para niños de su edad, sino que, además, no contenga elementos químicos que puedan causar un brote. Si tu bebé tiene menos de 6 meses, los especialistas desaconsejan usar cualquier tipo de protector solar, ya que su piel podría absorber los componentes de la crema.

En Mamás para Siempre tenemos la solución a este dilema. Nuestra crema solar para bebé con piel atópica está específicamente diseñada para respetar las pieles atópicas al mismo tiempo que crea una pantalla en la piel que refleja los rayos UV del Sol.