Filtrar por

Categorías
Precio
Fabricantes
Filtrar
Hot Tags
No tags have been specified yet.

Piel atópica

Piel atópica

Piel atópica

Hacer frente a la dermatitis atópica es fácil gracias a las cremas para bebés con piel atópica que tenemos en nuestra web.

¿Has notado que a tu recién nacido le han empezado a salir manchas rojas y eccemas en la piel? ¿Notas que llora más de lo normal? La mala noticia es que es muy probable que tu retoño tenga la piel atópica (antes de nada, consúltalo con su pediatra), una condición que no puede curarse directamente. La buena noticia es que, si la tiene, se pueden mitigar sus síntomas fácilmente y casi siempre desaparece cuando el niño crece.

La dermatitis atópica es una alteración de la piel que sufren un 10% - 20% de los niños. Suele diagnosticarse, por lo general, antes de los 5 años, si bien puede manifestarse muy tempranamente, desde los 2 meses de edad. Su origen se debe a que la barrera natural de la piel de algunos niños es menos eficaz de lo normal. En consecuencia, los agentes externos dañan la piel, resecándola y enrojeciéndola. Que uno de los padres haya tenido esta alteración en su infancia multiplica las posibilidades de que los hijos la sufran también.

La dermatitis atópica no se manifiesta de forma constante, sino que viene y va. A cada episodio en el que aparecen los síntomas se le llama “brote”. Si bien los brotes aparecen de forma arbitraria, las alergias o el contacto con sustancias irritantes (jabones, perfumes, ciertos tejidos) pueden desencadenarlos.

Para combatir los síntomas o prevenir su aparición es fundamental usar productos específicos, y en Mamás para Siempre los encontrarás. La crema facial para bebé con piel atópica es imprescindible para tratar la dermatitis del rostro. Para el resto del cuerpo, puedes adquirir nuestra crema para piel atópica de bebé. Por último, si quieres ir a la playa en familia y tu hijo sufre de piel atópica, utiliza nuestra crema solar para niños con piel atópica que protege la piel de los rayos UV y respeta la piel más sensible.