Filtrar por

Categorías
Precio
Fabricantes
Filter
Hot Tags
No tags have been specified yet.

Higiene

Higiene

Higiene

¡Cuántos quebraderos de cabeza da el tema de la higiene de los bebés a los padres! No es para menos. Los bebés no son como los adultos: su piel es mucho más sensible y, por lo tanto, hay que utilizar productos especialmente indicados para ellos.

Esto abarca varios aspectos. Por un lado está la higiene en sí, es decir, el momento del baño que unos bebés adoran y otros detestan. Para ellos es necesario usar champú de bebé, gel de bebé y jabón de bebés. Estos tipos de productos suelen tener sustancias detergentes que pueden ser irritantes para los niños con la piel más sensible, pero los que tenemos en nuestra tienda online carecen de esas sustancias y son de pH neutro.

En lo que respecta al cuidado de la piel, muchos bebés tienen la piel del rostro seca, granitos o manchas rojas. Frente a esos problemas, usar una crema de cara para bebé ayudará. Además, siempre es conveniente tener a mano crema hidratante para bebé que nutra la piel del cuerpo en profundidad, especialmente después del baño.

El culito del bebé es una zona bastante delicada que está expuesta constantemente a las heces, al calor, las rozaduras y la humedad. No olvides aplicarle todos los días una crema de culito para bebé específica como la crema de pañal Weleda para que no se irrite. Una de las claves para que el culito del bebé no se enrojezca es limpiarlo bien, y para ello las toallitas para bebés son tu mayor aliada.

¿Y qué hay de la costra láctea, esa especie de caspa que algunos bebés tienen? Es totalmente inocua, pero muy antiestética. Si quieres quitarla, en nuestra tienda online encontrarás crema para la costra láctea con la que eliminarla de una vez por todas. 


¿Cuántos pañales cambiarás hasta que tu pequeño deje de necesitarlos? ¡Incontables! Pero puedes conseguirlos desde tu propia casa en nuestra tienda online. Cuando termines de cambiar a tu bebé, prueba a usar alguna de las colonias para bebé que tenemos en venta. ¡Nada como un bebé que huele bien!