¿Tienes los pezones sensibles? ¿Quieres dar de mamar a tu bebé pero es demasiado doloroso? Prueba con nuestras pezoneras, ¡notarás la diferencia!

Dar el pecho a tu bebé es una de las experiencias más tiernas y conmovedoras de la maternidad. Sentir cómo tu bebé se alimenta directamente de ti crea una vínculo irrompible entre la madre y su retoño. Además, la lactancia materna es muy beneficiosa tanto para el bebé como para la madre.

Sin embargo, pueden ocurrir problemas que dificulten esta experiencia, haciéndola incómoda o incluso dolorosa. La más común son las molestias con el pezón.

Hay muchas razones por las que el pezón puede doler. Los cambios hormonales y físicos que sufre el pecho pueden hipersensibilizar los pezones, haciendo que cualquier roce duela. 

También puede ocurrir que salgan heridas o grietas en el pezón. Estas suelen aparecer por el roce de las encías del bebé con el pezón o los mordiscos, especialmente si ya han salido los dientes de leche. Es importante curar estas heridas para evitar infecciones.

Otra posibilidad es que tengas el pezón plano o invertido. Estos tipos de pezón dificultan mucho dar el pecho, ya que el bebé no puede succionar adecuadamente.

Para todos los problemas mencionados anteriormente existe una solución: las pezoneras para la lactancia. Estos objetos con forma de pezón se colocan sobre el pezón de la madre para evitar el contacto directo con la boca del bebé y para facilitarle la succión. 

En Mamás para Siempre encontrarás las mejores pezoneras de silicona del mercado y diferentes tallas que se adaptan al tamaño de tu pezón. De entre las diversas opciones que ponemos a tu disposición, las pezoneras de silicona MAM y las pezoneras de silicona Suavinex son las más demandadas por nuestros clientes, pero hay muchas más. Explora nuestra web y llévate la que mejor se adapte a ti.

Reseñas de nuestra tienda mamasparasiempre

rating

9.6 Excelente

Basado en 139 opiniones